¿Qué es un Bautista?
Usaremos un acróstico de las ocho letras de la misma palabra “bautista” para resumir las doctrinas básicas de la iglesia bautista.
  • B – Bautismo y Santa Cena las únicas dos ordenanzas que Cristo dejó para la Iglesia. Estas se observan en la comunión de la congregación de los creyentes, como medio para nutrir y compartir nuestra unidad en Cristo.
  • A – Autonomía de la Iglesia local. Este concepto es esencial para entender que una iglesia bautista acepta y promueve la independencia de cada congregación, mientras procura cooperar y compartir con iglesias de una fe común.
  • U – Unicos oficiales: Pastor y Diácono. Las iglesia bautistas entienden que los líderes que Cristo encomendó con la dirección de la congregación son únicamente los pastores y los diáconos. Los demás líderes en las escrituras integran una parte de este cuerpo, o bien realizan alguna de las funciones de éstos, bajo su tutela.
  • T – Todo creyente libre en Cristo. Todo creyente ha sido libertado y regenerado por la gracia del Salvador, la cual le capacita para decidir y eligir qué cree y cómo vive. Ningun creyente ha de ser obligado a creer o aceptar algo que vaya en contra de su conciencia.
  • I – Iglesia y Estado separados. Las dos instituciones son establecidas por Dios y cada un tiene sus deberes y su esfera de responsabiladad. Ninguna de ellas ha de controlar ni dominar la otra. Los cristianos son responsables ante Dios de influir y participar en el gobierno y el estado pero no para manipularlos ni tampoco usarlos para fines religiosos ni menos personales.
  • S – Salvación solamente por la fe. La iglesia no salva; los pastores no salvan; las obras no salvan. Solo por fe únicamente y totalmente en Cristo puede un hombre ser perdonado, limpiado e incluido en la iglesia, la cual es el cuerpo de Cristo. La salvación es eternamente segura porque el Dios de la Salvación lo asegura por su carácter y por su omnipotente gracia.
  • T – Todo creyente un sacerdote, ante Dios, y por su unión con Cristo. La posición eterna e inalterable del individuo que ha sido lavado en la sangre de Cristo es ser aceptado por Dios, y hecho un sacerdote delante de los hombres. No existe en el Nuevo Testamento, ni menos en la iglesia, un sacerdocio humano.
  • A – Autoridad Bíblica. Es decir, nuestra única autoridad es la Palabra de Dios, en todos sus 66 libros, inspirado por Dios y revelado una sola vez a los santos. La fe y la enseñanza del cristiano se basa en la eterna, suficiente e infalible Biblia, preservada durante milenios para el bien del hombre, la cual le guia a la luz y la verdad confiable.
   
Santiago Centro | iglesiabautista.vidanueva@gmail.com | © 2010. Derechos Reservados